San Miguel de la Ribera cerró ayer sus fiestas patronales con el tradicional encierro mixto, que comenzó puntual a las 5 de la tarde, hora taurina, con la suelta de dos novillos colorados de encaste navarro, de la ganadería salmantina Hermanos Celador Zurdo.

 

icono_enlace Leer más en laopiniondezamora.es