El final de un año es el momento perfecto para hacer balances de lo que hicimos durante todo el año; sin embargo, también sirve para expresar nuestros deseos de felicidad y prosperidad a todos nuestros seres queridos.

 

Se cambia de año, se cambia de sueños, se cambia de objetivos, se cambia de aspecto, pero jamás, jamás se cambia de amigos. ¡Felíz año!

2014-28