Onda ha vivido el encierro más largo de su historia, pues ha durado 20 minutos. Dos toros de Jandilla se quedaron rezagados, y se separaron un gran trecho de la manada. A la plaza llegaron fraccionados y uno de los astados no quisó entrar en corrales, se cerriera la puerta de acceso a la plaza con los dos toros todavía en el recorrido. Cuando estos llegan se abre la puerta y entra uno, los otros dos se pelean y uno acaba malherido.