El cuarto encierro de Sanfermines 2017 ha sido muy rápido, ha durado dos minutos y 18 segundos. El más rápido en lo que va de la fiesta de Pamplona, en el que los astados de Fuente Ymbro han hecho gala de su fama de nobles.

La manada ha corrido muy hermanada y los mozos han tenido que buscar hueco entre los astados para hacer bonitas carreras.

La velocidad de los toros también ha provocado muchas caídas por lo que ha habido muchos golpes y dos mozos, según datos provisionales de los servicios sanitarios, han tenido que ser llevados con contusiones al Complejo Hospitalario de Navarra.

El momento más complicado se ha vivido al principio de la calle Estafeta, cuando uno de los toros se ha topado con uno de los mozos golpeándolo.

Los toros de la ganadería gaditana de Fuente Ymbro, procedente de San José del Valle, han corrido doce veces en los Sanfermines. Son grandes, astifinos y suelen tener un comportamiento noble, por lo que en estos años de presencia ininterrumpida en Pamplona solo han dejado cinco heridos por asta de toro.

Los toreros Juan José Padilla, El Fandi y Manuel Escribano lidiarán a los astados por la tarde en la Plaza de Toros de Pamplona.

Fuente: rtve.es