El primer encierro de San Fermín 2017 ha sido protagonizado por los temidos toros de Cebada Gago, aunque la tradición de cornadas de estos ejemplares se ha visto paliada en esta ocasión, y aún siendo el primer encierro, a tan solo a dos. El encierro ha sido rápido, ha durado dos minutos y 58 segundos y uno de los toros ha sembrado peligro durante todo el recorrido.