El Pilar ha protagonizado la carrera más peligrosa en lo que llevamos de San Fermín 2013, con siete heridos, y un toro rezagado que ha embestido a varios corredores. El toro ha entrado en toriles en 4.57 minutos.