Las fiestas patronales en honor a San Marcos, con el “toro ensogao” como protagonista, son una de las fiestas populares españolas más arraigadas.

Estas fiestas fueron declaradas de “Interés Turístico Nacional de Andalucía”, y tienen una gran repercusión en toda España. Se caracterízan correr el ganado bravo por las calles del municipio. Esta tradición se remonta a tiempo inmemorial.

Tres de los cuatro días festivos son los que realmente se dedican a la suelta de ganado:

• El día 23 de Abril se sueltan tradicionalmente reses jóvenes, con apenas un año de vida, sin casi cornamenta y cuyo fin es el disfrute de los jóvenes.

• La tarde del dia 24 de Abril tiene lugar el famoso “desencajonamiento de reses” donde las reses traídas en camiones, ya enmaromadas, son soltadas en la explanada de San Marcos y corridas hasta los chiqueros donde se reserva el ganado.

• El 25 de Abril (día grande) a partir de las 7 de la mañana se van preparando, “cascando” y “aparejando” los toros, novillos y vacas para durante todo el día hacerlos correr por las calles con la finalidad del disfrute de los mozos.

Los primeros antecedentes de estas fiestas se remontan a la Edad de Bronce, perdurando a lo largo de siglos y evolucionando a los festejos taurinos que se conocen en la actualidad.