La doble moral de los politicos urbanitas y animalistas. Por un lado quieren prohibir los animales de circos y los toros, por otro, castran a los perros y gatos y les dan anticonceptivos a las palomas para que ninguno de estos animales pueda realizar su ciclo natural de vida. ¡Lo han bordado!