Una vez más, Antonio Picamills Ruíz nos obsequia con su particular “agenda” a la que él bautizó como su Dietario Taurino, su obra emblemática por la que durante todo el año labora, construye, aglutina y ordena todos los datos del mundo taurino para que, en los albores de cada año nuevo, tengamos en nuestro poder esa enciclopedia taurina, todo un hito en el mundo de la estadística.

Este vasco ejemplar es capaz de conmovernos cada año con su Dietario; su labor, impagable trabajo con el que nos obsequia, nos proporciona todos los detalles que pudiéramos soñar al respecto del mundo de los toros; sin duda, para el taurinismo, es la Agenda perfecta; pero no ya para los propios profesionales que, como herramienta de trabajo les viene como anillo al dedo; para que todos los aficionados nos podamos deleitar con semejante utensilio del que nos salvará de muchas dudas.