El sexto encierro de San Fermín 2016 ha sido muy rápido y con bonitas carreras ante la manada de los Victoriano del Río que se ha abierto en la calle Mercaderes permitiendo el lucimiento de los mozos. Por el momento es el encierro más rápido de estos sanfermines, con dos minutos y 13 segundos de duración, y ha estado marcado por el comportamiento muy noble de los astados, sin ninguna embestida contra los corredores.