Por Alberto de Jesús.

Durante la corrida organizada por la Tertúlia Taomaquica Terciense el pasado 26 de junio en la plaza de toros de Terceira, Azores ocurrió un acto imprevisto y curioso con un final feliz.

En la lidia del 5º toro, lidiado por el rejoneador Bastinhas, el grupo de forcados de la Tertúlia Taomaquica Terciense,  encargado de pegar al toro, se dirigió al tendido y el forcado encargado de realizar la suerte, Joao Silva, le brindó el toro a su novia pidiéndole matrimonio allí mismo y entregándole un anillo, pidiéndole que le respondiera después de la pega, que resultó perfecta y magnifica. Al ir a saludarla después de la suerte, la afortunada cogió el micro de la plaza y le dijo un sí rotundo, llevándose ambos la ovación más fuerte de la tarde.

Enhorabuena.

matr