Hay que replicar la mentira, siempre que haya posibilidad

Hoy ojeando la prensa, me encuentro con el siguiente titular “Las imágenes más brutales de correbous”, picado por la curiosidad clico y me encuentro con un artículo que me deja patidifuso.  Una ONG difunde un vídeo que muestra el maltrato al que fueron sometidos los animales en este tipo de festejos el año pasado en les Terres del Ebre, según la información escrita del periódico un activista antitaurino se infiltró en los festejos, madre mía…., infiltrarse…, señores que es un espectáculo público, no hay que infiltrarse., basta con ir, y los aficionados estamos tan seguros que no se vulnera el derecho de nadie, entiéndase persona o animal, que no preguntamos si al que acude al espectáculo le gusta o no, o si es taurino o no.

Continuemos, sobre el vídeo el artículo dice “lanzamiento de piedras o pelotas de fútbol a los animales, golpes y patadas a unas jóvenes vaquillas asustadas”. Cuando a un animal, toro o vaca, se le lanza una piedra, suele ser una china y normalmente se lanza para llamar su atención, como si nosotros lanzásemos chinas a la ventana de nuestro amigo, nunca se lanza la piedra para hacer daño, aunque entre todo el público asistente algún energúmeno habrá, eso es indiscutible., de  la misma manera que antis insultan a otras personas incluso con niños a la entrada de una plaza o recinto que serán animalistas pero también son “antipersonas”. Seguimos con el artículo, lanzar una pelota de fútbol, ¿maltrato? ¿imagen brutal? Que se lo pregunten a Ronaldo o a Mesi, o a cualquiera de nuestros infantes que juegan a pelota en la calle, que barbaridad más bárbara.  Por último y para acabar donde ellos ven patadas y vejaciones, son empujones que tan solo intentan una cosa, liberar a la vaquilla que se ha quedado encallada entre los barrotes. Esto le ocurre en el campo, entre dos ramas y posiblemente hubiese muerto. Con estos animales no es posible acercarse, y menos por delante e intentar ayudarlos pues su instinto es agredir, herir y si te acierta matar.

Así que aficionados, señores, la verdad se cuenta según los ojos que la ven y mientras los antis estén nosotros tenemos que rebatirles sus mentiras, con lo que está por encima, la verdad.

 

Vídeo: (fuente AnimaNaturalis)

g1bFZ

>> Leer noticia completa en lavanguardia.com

 

 

Fernando Martínez

Autor entrada: admin