Desmontando al antitaurino, parte 1

Por Alberto de Jesús Lo que un vegano no quiere reconocer: Su vida está en constante peligro siempre. A los veganos, y sé de lo que hablo, suele faltarles nutrientes esenciales para una buena salud física y mental, y en esa forma de vida hablar ellos mismos en contra de veganismo es tabú, lo tienen casi como un culto o sobre el que nadie puede hablar en contra. Pero la realidad es otra. Y cometen un error, nos quieren convencer a los demás para que no consumamos productos de origen animal y que no utilicemos a los animales ni para cadena alimenticia ni para utilización propia, ya sea como disfrute o como espectáculo. Pues que sigan siendo como ellos quieren, a mí no me importa, pero que nos dejen al resto en paz. Yo puedo comprender y hasta apoyar o estar medio de acuerdo a los veganos en lo que se refiere a algunas de sus creencias, o su dieta vegetal, pero no lo estoy en cuanto al aspecto nutricional de una dieta vegana 100%, sencillamente porque resulta muy difícil prevenir muchas deficiencias nutricionales. Un ser humano, se alimenta de la leche de su madre cuando nace, y eso no es ser vegetariano. De lo contrario, ese bebé puede tener muchos problemas de desarrollo. Un vegano dirá que las deficiencias nutricionales no son un problema, siempre y cuando tomes suplementos, pero el hecho es que sí es un problema para muchos, porque los suplementos de ciertos nutrientes como el hierro y la vitamina B-12 simplemente no son utilizados por el cuerpo de la misma forma que los de una fuente animal. Y tal vez algunas personas sí puedan vivir sin problemas toda la vida siendo así, pero lamentablemente, cada persona es un mundo, y unas no pueden tolerar unas cosas, ni otras tampoco otras. Además, no veo ninguna razón para que alguien sea 100% vegetariano extremista cuando simplemente hay demasiadas maneras de comer por lo menos una pequeña cantidad de huevos o un poco de alimento de origen animal que pueden ayudar a cubrir las deficiencias nutricionales, haciéndolo de una manera responsable, con alimentos provenientes de una granja que cría correcta y humanamente a los animales. Después de todo, no se puede negar el hecho de que los seres humanos de todas las culturas alrededor del mundo siempre han comido una dieta omnívora a lo largo de nuestra existencia de 200.000 años como homo sapiens… algunas culturas con pequeñas cantidades de alimentos de origen animal y otras culturas con una cantidad mucho mayor. Incuso animales carnívoros suelen comer algún tipo de vegetal cuando sienten necesidad de alguna proteína, y al contrario. Y hay que dejar muy claro que muchos veganos no lo son nunca al 100%, ya que nunca podrán prescindir totalmente de los alimentos u otros productos o medicinas de origen animal, cremas, ropa, calzado, medicinas, bebidas, etc…  pero están demasiado avergonzados para admitirlo abiertamente. En fin, debe ser que la propia falta de nutrientes imprescindible para el desarrollo humano les hace ser dictatoriales en cuanto a querer implantarnos sus creencias y solo ven la paja en el ojo ajeno.

Carta a Joan Ribó y a todos los acaldes que quieren prohibir los toros

Carta a Joan Ribó y a todos los acaldes que quieren prohibir los toros. Por Alberto de Jesús   Estimados señores elegidos por el pueblo: Viendo los movimientos que están ustedes realizando últimamente prohibiendo festejos taurinos tradicionales de Bous al carrer y corridas de toros, me permito escribirles desde mi humilde tribuna para hacerles comprender, si puedo, mediante palabras escritas, el valor de la tauromaquia y los toros bravos que ustedes quieren prohibir. Aunque me temo que ignorarán, de momento. En primer lugar, y sé que no es desconocido para ustedes, la exhibición y enfrentamiento voluntario de las personas con los toros es milenaria, por lo cual forma parte de la cultura de todo el territorio nacional desde hace muchos siglos, además, está protegida por el estado español como Patrimonio Cultural en noviembre de 2013, Ley 18/2013, de 12 de noviembre, para la regulación de la Tauromaquia como patrimonio cultural firmada por el Presidente del Gobierno y por el Rey de España. Con esta aprobación, en un futuro se solicitará a la UNESCO para incluya la Tauromaquia entre los Patrimonios Inmateriales de la Humanidad La fiesta taurina, para su información, consta de una gran variedad de actividades y modalidades diferentes, desde una simple capea, hasta una corrida de toros, pasando por toro en cuerda, toros embolados o de fuego, etc, y todas, absolutamente todas, están incluidas en esta ley que las protege. No me voy a molestar en pormenorizarles en las grandísimas ventajas del ecosistema y biodiversidad del planeta que tanto defienden ustedes y que se producen gracias a los toros bravos, ni que por gente como ustedes extinguirían una raza única por sus posturas hipócritas, ni parece importarles los miles de millones de euros que la tauromaquia en su conjunto aportan a la economía de este país y que después sirve en parte para pagarles sus sueldos y caprichos, así como los miles de puestos de trabajo que produce. Ni tampoco voy a profundizarles, para no aburrirles, en la gran cantidad de valores y virtudes que conlleva la tauromaquia en todas sus vertientes, tanto la del toro por acometer, y la del hombre o mujer por hacer arte con su valor ante la embestida mortal del animal. Lo que no tienen claro ustedes, es que en lugar de intentar prohibirlos, su obligación debería ser promocionarlos y defender esta tradición porque la tauromaquia, en todas sus expresiones, forma parte de esta nación y es parte integrante de la cultura popular española, y sus asesores deberían advertírselo. Por el mismo motivo que ustedes alegan, supongo que el siguiente pasos será prohibir la pesca, donde el pez, primero es atravesado por un arpón o anzuelo y después muere ahogado de una forma que ustedes podrían considerar cruel, así como la caza, donde el animal herido de muerte se desangra hasta fallecer, y además, después los cazadores disecan y cuelgan la cabeza del animalito muerto en sus salones. Del mismo modo, supongo que también prohibirán los circos, los zoos y el Bioparc, donde los animales están obligados a estar fuera de su hábitat natural, o sea que los devolverán a su lugar originario para que se coman entre sí. De la misma forma, supongo que será intención vuestra el prohibir la monta de caballos, ya que al animal se le ha adiestrado y domesticado para soportar un bocado de hierro en la boca, así como una cincha que oprime su cuerpo y unas espuelas que le pinchan para poder dominarlo. Por no decir, de los miles de animales domésticos que disponen los vecinos de sus ciudades, animales que viven esclavizados y sólo pueden salir a la calle a hacer sus necesidades cuando su amo quiere, mientras el toro bravo las hace cuando le apetece, y además, estas mascotas tienen que salir atadas de una correa o cadena, y algunos hasta con bozales. Por no recordares también que a todas estas mascotas domesticas ustedes, y todos los animalistas, están permitiendo que las mutilen operándolas quirúrgicamente para que no puedan procrear. Eso va en contra de la naturaleza misma, y es cruel. ¿O no? Por no hablar de la forma de morir de miles de animales todos los días de una forma cruel y traumática en los mataderos de sus comarcas. ¿También van a poner prohibiciones a todo esto? Si no toman estas medidas que les emplazo, me estarán demostrando ustedes un oportunismo ridículo y político cara a la galería al querer prohibir solo los toros. Por tener esos cargos no son nadie para prohibir algo que es de todos los españoles. Sólo emplean la ley dictatorialmente a su placer y por un protagonismo más falso que un judas, y perdonen la redundancia. Pero no olviden que estas medidas que ustedes toman pueden tener consecuencias ante la justicia. Tiempo al tiempo. No olviden señores mandatarios elegidos por el pueblo, que la tolerancia y el respeto por las diferentes expresiones culturales de sus pueblos, ciudades y ciudadano, son fundamentales para una buena salud de la democracia, y rectificar es de sabios. No se puede prohibir por prohibir señor Ribó y compañía, ustedes confunden la ética social con la ética sucia y el bienestar social con el bienestar animal, y están muy confundidos.  

Extraordinario artículo de Manolo Molés a favor de los festejos populares

(Molés es nacido en Les Alqueríes, Castellón) Mi tierra, mi gente, mi calle… (Aplausos.es) La partida de los bous al carrer no la van a ganar los antitaurinos. Ahí los protagonistas son el pueblo y la gente. No es un negocio. Es un sentimiento. Una pasión incluido el máximo respeto al toro… Lo primero que recuerdo de pequeño es el olor de las naranjas en el almacén de mi abuelo, el abuelo “Basero”, uno de los comerciantes de naranjas más importantes; y pionero en llevar la fruta primero hasta Cataluña y luego a París, a Hamburgo y a media Europa. Cargaba un tren entero de vagones con las naranjas limpias, brillantes, algunas envueltas en papel con la marca de la casa en las cajas de madera, y así todo el invierno desde octubre hasta abril. Cuando llegaba el buen tiempo en lugar de naranjas mi calle se llenaba de toros, toros sueltos, toros de cuerda, toro embolado, toro. Y ahí nació mí amor por el animal, por el riesgo, por el valor, por la habilidad de esquivarlo sin muleta sólo con el cuerpo. Y aquella gente que en invierno se levantaba a las siete de la mañana, tomaba una copa de anís, de cazalla, de coñac, para matar la humedad del amanecer, camino al huerto, con el capazo y los alicates. Gentes que cortaban con delicadeza las naranjas, llenaban el capazo, las llevaban hasta la báscula y las dejaban en el camión que volvería al almacén del abuelo. Aquella gente, trabajadora, honrada, que se levantaba con el alba y volvía a casa con el sol ya acostado, eran mis amigos, mi gente, los que se ponían delante del toro, con una afición tremenda, con un respeto ancestral, con una torería que nos devolvía a los primeros capítulos de la Tauromaquia. Aquella gente, yo era más chico, eran mis héroes y los que me enseñaron a respetar al toro y a sentir su aliento en un quiebro; o en la emoción de embolarlo y aguantar asido a la cola hasta que toma la dirección adecuada. Nadie de aquella gente, mis amigos, mis mayores, maltrataba al toro. Al contrario, lo amaban y lo respetaron siempre. Como los de ahora. Una inmensa mayoría, apabullante mayoría, de paisanos de Castellón, de Valencia, de Alicante, pero sobre todo de Castellón, festejan los días de asueto, o del patrón, jugando al toro. Miles de toros. De las ganaderías más prestigiosas, salvando a muchos ganaderos de enviarlos a la humillación del matadero. Por eso quien diga que esos miles, millones de aficionados al toro en la calle, en sus calles, pagados con su dinero, escogidos con esmero, lidiados con respeto, son unos salvajes es, además de un mentiroso, un imbécil. Pero están pagados, algunos muy bien y lo mismo van al Toro de la Vega (yo eso lo respeto, pero no soy partidario) que a las plazas de toros, que a donde haga falta para cobrar y joder al personal y provocar, y algún día pasará, un altercado o una tragedia. La suerte que tienen estos pagados desaprensivos es que la gente del bou al carrer son no solo buena gente, sino gente muy noble y nada violenta. El valor se lo echan al toro y el respeto a las personas. AMEDRENTAN Y DIFAMAN GRACIAS A LOS MEDIOS AFINES A SU CAUSA Ahora atacan a pueblos pequeños donde pueden amedrentar a los habitantes. Es lo que pasó en Olocau del Rey, en mi tierra, donde Santiago Gazulla, el alcalde, paró la fiesta para no acabar en una cacería a los profesionales del alboroto, la violencia y la provocación. Y sacaron el toro otro día. Pero lo más jodido es que cuentan con cámaras de televisión, en este caso de La Sexta, que les hace el caldo gordo; y que filma y edita eso que suelen ver cada día en los telediarios. Pero algún día va a pasar algo feo. Aunque Daniel Ramos y Juan Carlos Paricio y toda la gente que labora y dirige el buen orden de los bous al carrer son bravos, valientes pero decentes, serios y educados. Y van a ir por la vía de la razón, la denuncia y la multa en lugar del enfrentamiento, que es lo que pretenden para dos cosas: una, cobrar (viven de eso) y dos: intentar acabar con el toro en la calle. Pero esta partida no la van a ganar. Ahí los protagonistas son el pueblo y la gente. No es un negocio. Es un sentimiento. Una pasión incluido el máximo respeto al toro. Y pasan cosas y hay heridos casi siempre porque aparece alguien que ni sabe, ni está en condiciones, ni debería bajar a hacer lo que hacen la mayor parte de los hombres, y alguna mujer, de mi tierra, de mi gente. Torear a cuerpo limpio, sin ventajas y sin trampas. Con el máximo respeto. Y el que no lo entienda que vaya a la Sorbona a aprender.

Ir contra los políticos que quieren prohibir los toros

Alberto de Jesús Director de la revista Bous al Carrer (Editorial revista nº 231, de diciembre de 2015)   Ya han comenzado los ayuntamientos a prohibir toros y festejos taurinos. Nada nuevo para mí y llevamos muchos años anunciándolo. Nuestra privilegiada posición e intercambio de información nos permite observar los movimientos de todas las partes implicadas en la fiesta taurina, y lo que está pasando ya se veía venir. Lo siento por los que se quedarán algún día de sus fiestas sin algún acto taurino, o simplemente sin ningún festejo. Serán el cabeza de turco necesario. Pero no debe quedar ahí. Por ejemplo, el ayuntamiento de Zamora ha tenido que dar marcha atrás y rectificar a la ilegal declaración de ‘Ciudad libre de circos con animales salvajes’. El Circo Holiday ha sido capaz de que el Consistorio zamorano haya revocado esta declaración después de presentar un recurso de reposición. El empeño del empresario del circo, ha provocado que por primera vez un ayuntamiento se vea obligado a rectificar por realizar una declaración manifiestamente ilegal. La situación que vivían en esos instantes era muy semejante a la de los festejos taurinos: decisiones ilegales de ayuntamientos ocultándose en cuestiones ficticias como los derechos de los animales, presiones sociales, oposición de otros grupos políticos, etc. En la misma ciudad zamorana también se ha sancionado a un grupo de antitaurinos, por desobediencia y resistencia a la autoridad, que se manifestaron delante de la plaza de toros durante una corrida y al mismo tiempo que ya se estaban manifestando otro grupo a favor de la tauromaquia. Quienes han conseguido esto es la Asociación Internacional de Tauromaquia, quienes les asesoraron en ambos procesos. www.tauromaquia.org y que están a disposición de todos los aficionados taurinos del mundo para cualquier consulta y asesoramiento. Los ayuntamientos están dictando actualmente prohibiciones sin tener competencias y están incurriendo en delitos y hay que hacer un llamamiento al sector taurino para seguir ese camino: El sector debe reaccionar y utilizar las leyes que tienen en la mano. Incurrir en delitos de prevaricación puede conllevar sanciones de inhabilitación, económicas o incluso penales, además de indemnizaciones a las empresas organizadoras por no poder realizar su actividad legal… Seguro que se lo pensarían antes de sacar adelante mociones así. Los casos de Palma de Mallorca, Huesca, A Coruña son muy parecidos a lo sucedido por primera vez en Zamora. Las prohibiciones a la tauromaquia es aún más doloroso porque tenemos una ley nacional 18/2013 que la considera como Patrimonio Cultural que tiene vigencia en todo el Estado. Este hecho crea un precedente de cómo la decisión de un ayuntamiento no puede ir en contra a una actividad legal dentro del Estado. Así que os recomiendo que si prohíben cualquier festejo taurino, o parte, sin una excusa adecuada se denuncie y se personen en la misma los organizadores, las asociaciones locales, provinciales, comunitarias y nacionales. Hay que pararles los pies a los políticos oportunistas de turno. Y todos a una o nos vencerán más batallas de las que deberían. Aquí no vale esconderse ni las medias tintas. A nosotros, la revista Bous al Carrer y a la Asociación de la Prensa Taurina de Bous al Carrer, nos tenéis a vuestra disposición. Os deseamos a todos Felices Fiestas y Feliz Año Nuevo. La frase: “Prohibido prohibir las manifestaciones culturales.”

LLegan las elecciones y los toros entran en campaña

Llegan las elecciones y de momento solo Ciudadanos y PP están a favor de la tauromaquia y no incluyen el prohibir los toros. Del resto, nos tememos lo peor. Esto es lo que dicen de momento los partidos respecto a los toros: El PP En las elecciones generales de 2011 el PP se comprometió a: “Fomentaremos la protección de todas las manifestaciones artísticas tradicionales que sean parte de nuestra cultura, como la tauromaquia”. Para estas nuevas elecciones aún no han sacado el programa, pero se intuye que será parecido a lo del pasado 2011. Por lo pronto al hacer balance de lo que se ha hecho en la legislatura, en los logros conseguidos en el capítulo referido a la Cultura no se avergüenzan en recordar dos temas: –Proposición de Ley para la regulación de la tauromaquia como patrimonio cultural. –La Comisión Nacional de Asuntos Taurinos ha aprobado el PENTAURO, primer Plan Estratégico Nacional de la Tauromaquia. El resto de las fuerzas políticas principales ya se han pronunciado. Sin embargo, y con indiferencia del color político, hay una leyes de cumplir, entre ellas la 18/2013. En esa ley, en su artículo 5º, dice que “es competencia de la Administración General del Estado, garantizar la conservación y promoción de la Tauromaquia como patrimonio cultural de todos los españoles, así como tutelar el derecho de todos a su conocimiento, acceso y libre ejercicio en sus diferentes manifestaciones”, además de mandar también que procedan a “la aprobación de un Plan Nacional, en el que se recogerán medidas de fomento y protección de la Tauromaquia. La posición de Ciudadanos En Barcelona, cuando la prohibición, este partido se posicionó de la siguiente manera: …“C’s, basándose en sus principios y su ideario, teniendo como uno de sus ejes centrales la defensa de los derechos y las libertades individuales de las personas frente a unas supuestas identidades colectivas, se opone a la ILP de la prohibición de las corridas de toros por ser un atentado contra la libertad individual…” C’s, reafirma con su enmienda a la totalidad presentada contra esta ILP su compromiso en la defensa de los derechos individuales y en contra del intervencionismo político, a la vez que muestra su sensibilidad respecto a la problemática existente acerca del maltrato animal y del incumplimiento de las leyes que regulan su protección por parte de las administraciones y de algunos ciudadanos. Por ello, C’s considera prioritario, antes de desarrollar nuevas regulaciones, hacer cumplir la legalidad vigente y establecer políticas de concienciación social sobre el maltrato animal. C’s quiere invitar a la diferentes asociaciones contra el maltrato animal que luchen socialmente para concienciar a la ciudadanía sobre esta sensibilidad en todos los ámbitos, respetando siempre a aquellos que ven en la tauromaquia un arte”[6]. Albert Rivera en el programa “El Hormiguero” afirmço: “No me gustan los toros, pero tampoco me gusta que se prohíban por decreto”. Lo que quiere el PSOE En este sentido, el PSOE se refiere al tema así en el epígrafe dedicado a la “Protección animal” puede leerse: Garantizar de forma efectiva la protección y defensa de los animales culminando la elaboración de la Ley Marco de Bienestar Animal que siente las bases de una normativa mínima en todas las CCAA, de acuerdo con los informes realizados por el Grupo de Trabajo de Alto Nivel constituido a propuesta del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados. Establecer los mecanismos y desarrollos legales necesarios que impidan situaciones de maltrato animal en los espectáculos públicos y festejos populares realizados en todo el territorio nacional. A tal efecto se tendrán también en cuenta las directrices que contiene dichos informes sobre bienestar animal”[2]. Las prohibiciones de Podemos En su Propuesta 101 dice: Elaboración de una Ley Estatal de Bienestar Animal. ..”Revisar todos los espectáculos que impliquen confinamiento de animales y/o maltrato. .” Subvención cero para los espectáculos con animales que no aseguren su bienestar. Modificación de la Ley 18/2013,de 12 de noviembre, para la regulación de la Tauromaquia como patrimonio cultural. Izquierda Unida: Para IU, la Tauromaquia no existe de momento hasta que saque su programa electoral. Pero nos tememos lo peor.

Por Francisco Rivera, “Paquirri”

El torero Francisco Rivera Ordóñez sufrió este lunes una cornada muy grave en la plaza de Huesca cuando recibía con el capote al cuarto toro de la tarde. El animal se le venció por el pitón derecho, lo empitonó por el vientre, y tras mantenerlo en el aire durante unos angustiosos segundos, lo soltó en la arena, donde lo pisoteó antes de que sus compañeros pudieran trasladarlo a la enfermería entre evidentes gestos de dolor del torero. Tras ser intervenido por espacio de dos horas y media, el equipo médico emitió un parte que señala textualmente lo siguiente: “Rivera Ordóñez ha sido intervenido de herida por asta de toro en región supra púbica y fosa iliaca derecha con un trayecto transverso de unos 25 centímetros hacia izquierda con desgarro de la musculatura de la pared abdominal que a través del oblicuo mayor y del transverso del abdomen. Penetra también en cavidad abdominal, contundiendo inicialmente la arteria iliaca, diseca colón ascendente y riego, para llegar a espacio retro peritoneal, desgarrando el músculo psoas, disecando la aorta en un 5 centímetros y llegando al cuerpo vertebral de L3. Pronóstico Muy grave”. Desde Bous al Carrer le deseamos una pronta recuperación y mostramos nuestra más enorme repulsa a todos los antitaurinos que han deseado y desean la muerte de Francisco así como solicitamos a la policía, fiscalía y jueces que actúen de forma contundente contra todos estos elementos que han escrito tales barbaridades.

El Inclusiero

Señores tras lo vivido el domingo en la acogedora Plaza de Toros del gran anfitrión y mejor torero Andrés de Calpe sirvan estas breves palabras como muestra de mi sensibilidad y emotividad y porque no decirlo reivindicación y petición como aficionado de lo que grabaron mis ya caducas retinas, fue rememorar el pasado de los 80 cuando de chaval queríamos emprender la profesión mas bonita del mundo y a su vez la mas complicada y era uno de nuestros espejos Don Gregorio Tebar El Inclusero, mis sensaciones al verle estar en la plaza, su colocación, su torería con aquellas bolitas que como dice el maestro De Paula solo tienen unos pocos privilegiados me ha hecho reflexionar que puede aportar la emotividad y el buen gusto de lo que nos encontramos hoy en día en la fiesta. Dos Verónicas en los medios que pararon los relojes de todos los presentes, dos tandas de de rechazos a un animal que había que andar le muy despejado y preparado no solo anduvo resolutivo sino q aparte de esa torería que lamentablemente hoy en día en contadas ocasiones se ve lo supo hacer fácil. EL INCLUSERO en estado puro a que esperan las empresas ? cuando lo que tienen en estos momentos que innovar reciclando para acabar con el aburrimiento y monotonía del contenido de un festejo en la que vemos clones y clones. Enhorabuena y gracias maestro por habernos deleitado con su tauromaquia en el día de ayer hemos sido unos privilegiados el toreo o mejor dicho la infraestructura del toreo a los aficionados nos debe una explicación!   Por:Francisco Narvarez   Fotos: Mistyc

15 F. Castellón tuvo que ser

Por Alberto de Jesús. Director de la revista Bous al Carrer  Quedan pocos días y ya se respira el buen ambiente de las grandes ferias taurinas donde las figuras vendrán a  mostrarnos sus arte y buen hacer. Quedan muy pocas horas y los corazones ya empiezan a latir rápidos. Queda mucho por hacer pero poco tiempo para organizar y cerrar el acto, y las respiraciones ya se hacen más intensa y profundas. Estamos en los toriles a punto de que nos abran a la puerta y salgamos orgullosos y con la cabeza bien alta desafiando a quien nos quiere amedrentar y eliminar. Castellón va a conseguir lo que nadie ha conseguido hasta ahora en este país donde todo el mundo cree saber de toros, fútbol y política. Castellón va desplazar a aficionados de toda España para reivindicar y dejar claro a todos, y especialmente a esos partidos políticos que, o bien unos quieren prohibir los toros, o bien otros desean abolir la fiesta taurina, y decir bien alto que esta sigue más viva que nunca, que si ha sobrevivido miles de años en nuestra España, está dispuesta a vivir miles más, y para ello está dispuesta a luchar como un toro bravo, hasta la muerte si es necesario. En honor y recuerdo de nuestros antepasados y todos los que derramaron su sangre y dejaron sus vidas colgando de un pitón. Ese día estaremos todos allí. Y el que no quiera venir que no lo haga, quedará retratado y punto, ya sea corredor, aficionado o figura del toreo. Esta va a ser una ocasión única e irrepetible. Tal vez después vengar otras manifestaciones, pero no será esta. La fiesta del toro se lo merece, y la afición de Castellón también, por algo en la provincia de España, y posiblemente del mundo que más toros corra por sus calles y sus plazas. Llevo muchos años diciéndolo con orgullo por todos los lugares que he visitado para correr sus toros o dar charlas y conferencias, y siempre con orgullo y satisfacción, y el tiempo nos ha dado la razón, ya nadie lo duda y desde el próximo domingo menos aún. Castellón será la más grande referencia taurina del mundo ese día y todas las miradas estarán puestas en nosotros. Y así está reconocido por los miles de festejos de Bous al Carrer y las corridas de toros que se celebran en las distintas plazas de la provincia. De hecho, además de la escuela taurina oficial, es la única provincia que dispone de otra escuela oficial de recortadores. Ahí queda eso. El tiempo parece que nos respetará y por lo que he podido pulsar entre aficionados y organizadores, que me consta que están trabajando muy duro en este proyecto, parece que va a asistir mucha gente, esperemos que varios miles. Castellón parece que va a conseguir lo que ninguna otra convocatoria taurina haya conseguido, lo primero, unir las dos tauromaquias, algo que venimos reivindicando ya muchos años y que por fin parece que se hayan dado cuenta que el festejos popular es la madre de la taurinidad actual, y segundo porque es la única que la puede salvar. Y la razón es sencilla, es la fiesta popular, la del populacho, la del pueblo, y lo que el pueblo quiere es lo que se hace, ya sea en la fiesta como en las urnas. Y eso lo tienen muy claro los que deben tenerlo. Allí estaremos todos con nuestros amigos, con nuestros ídolos, con nuestras peñas y con nuestras familias unidos en un gran abrazo en defensa del toro y sus fiestas, sin protagonismos, sin intereses, sólo con un fín. Tenemos una responsabilidad y estamos preparados para asumirla. ¡Viva el toro y las fiestas taurinas!

Manzanares

Se nos fue, y como las cosas que te han dejado buen sabor de boca en la vida, cuesta de asimilar que es cuestión de Ley de la humanidad. Ya nos costó entender que se iba del toreo, pero bueno, siempre quedaba la opción de poder verlo ocasionalmente en algún festival u ocasión similar, pero se marchó. Y por suerte la vida nos regaló una nueva versión de su toreo, el de su hijo Jose Mari, y con él hemos vuelto a paladear ese toreo dulce, suave y elegante del Mediterráneo por el cual los aficionados nos derretimos cuando sale bien. No voy a poner ninguna foto suya conmigo, no quiero el protagonismo, el protagonista es él, aunque se haya marchado, ni tampoco fotos de su toreo de las cuales tengo muchas buenas por suerte, pero sí esta imagen. Llevo años con este cuadro colgado en mi oficina, más de veinticinco diría yo, y nunca me cansé de mirarlo. Tengo otro de Curro Romero, y otros de Joselito, de José Tomás y de Juli. Pero el de Manzana es especial, y no sé por qué. Estos días lo he estado mirando con rabia. Pero me siento afortunado de haberlo gozado en vida y de seguir viéndolo cuando su primogénito pincela pases sobre el albero mientras imaginamos que él lo mira desde el cielo acompañado de Camarón a la guitarra. Descansa en Paz torero. La familia taurina de los festejos populares se suma a este dolor.   Por Alberto de Jesús

De Bocazas y Lanzas Afiladas

Por Alberto de Jesús Hay que ver como se revoluciona el gallinero cuando llega septiembre y con él el Toro de la Vega. Todos estos que echan mano de hemerotecas y de la memoria histórica de las cosas, las que les interesa, y cuando les interesa claro, olvidan que la libertad de actuación de las personas empieza donde acaba la de la otra, siempre y cuando se haga legalmente. El Toro de la Vega es fácil de atacar por antitaurinos, políticos de turno oportunistas, y lo peor de todo, por taurinos no muy bien, o mejor dicho, nada informados. Y por bocazas claro. Allá por el medievo, (a partir del siglo 9 aprox. según marcan los escritos de la época) era lo más normal que la realeza, la nobleza caballeresca y demás mandamases participasen en cacerías de animales, y entre ellos toros. Además, cazar a este fiero y bravo animal daba más prestigio a quién lo lograba matar. Y fue tanto el auge de esta modalidad que se realizaba hasta en las plazas de las ciudades más importantes de España, Italia, y de otros países europeos, y hasta los más insignes caballeros o la realiza de la época, incluyendo a El Cid o al Rey Carlos V, entre otros, lancearon toros en público, hasta que un día, a un Papa antitaurino, Pio V, se le ocurrió promulgar una Bula Bula «DE SALUTIS GREGIS DOMINICI» (1567) donde les decía a todos los que corrieran toros que quedarían excomulgados a perpetuidad. Así que los nobles empezaron a dejar de hacer la lanzada en público, pero el populacho, de ahí la expresión festejo popular, siguió con esta costumbre hasta otro rey español, Felipe II, pasó de lo que dijo el Papa y miró más por lo que quería su pueblo, que para eso estaba aquí, para reinar y repartir, no para prohibir. Antes, unos miles de años solo, también era un deporte de faraones en las antiguas civilizaciones, pero claro, esto son unas minucias para todos los voceadores. La hipocresía es tal que no se paran ni en pensar en lo que dicen y vociferan, y muchos de estos que critican el Toro de Vega, donde sólo un hombre se enfrenta con una lanza afilada a un toro astifino y sin manipular como en muchas corridas de toros, muchos de estos después se van de cacerías y apostados cobardemente en un sitio seguro para no resultar atacados, para matar a un león, un elefante, un tigre u otro animal, y con el fin de tener su cabeza como trofeo en su casa. Si tuviesen el valor de los de Tordesillas se irían cara a cara contra una bestia salvaje del África con una lanza. Pero no lo tienen. Y si no, que acudan a las próxima lanzada del año que viene y sólo estén en el recorrido siguiendo al “indefenso” toro, según ellos, a menos de 50 metros. Dudo mucho que lo hagan. Sí es cierto que se podrían estudiar más ajustes en este noble torneo en algún congreso como el que se ha celebrado este año y cuidar más los detalles, e incluso dar más ventajas al animal, o ampliar el círculo de los caballos, o sancionar a quien no entre de cara al toro, etc… pero eso es cosa de los Tordesillanos, y de nadie más. Y siguiendo hablando de bocazas, este mes el premio gordo se lo lleva el candidato del PSOE Pedro Sánchez, primero porque dijo en público que a él jamás le verían en una plaza de toros, ni yo espero verlo siquiera en un mitin, y después porque se prostituyó llamando en directo al programa Sálvame para atacar al Toro de la Vega, y de postre ha presentado en el Congreso de los Diputados una Proposición no de Ley para combatir el maltrato animal. Con alguien que quiere dirigir este país y que piense y actúe así, mejor quedarnos como estamos, y eso que no me gusta nada Rajoy, ni me gustó Zapatero, y menos Aznar. Olvida este señor que los toros están protegidos en el estado español desde noviembre del año pasado y que quiera o no, debe apoyarlos y defenderlos. A mí tampoco me gusta lo que hacen los políticos corruptos, la justicia prevaricadora ni las guerras asesinas a las que les venden armas, ni las mujeres que realizan denuncias falsas de violencia de género para destruir a un hombre, y que todas estas cosas están permitidas por estos mismos gobernantes. Así que a todos estos antis, que mejor que ir a manifestarse en contra de los toros porque supuestamente están muy protegidos por la policía, mejor que fueran a las puertas de los juzgados, a las de las Consejerías, o a los Ministerios a gritarles asesinos, ladrones, corruptos y demás como hacen con los antitaurinos, ¡Ah! Que si van allí les puede caer un paquete por Escrache. ¡Vaya País! ¡Así nos va! La frase: “La Justicia no vale para nada

Reflexionar

Reflexionar Por Alberto de Jesús   Son muchos, nunca demasiados, los toros que ve ven cada temporada en las calles. Cada pueblo tiene su propia filosofía y en cada lugar están los rodadores locales, los amigos, y los forasteros, y en cada sitio tienen sus normas “no escritas” para el buen funcionamiento del evento. Así es como funciona esto. En algunos lugares le dejan más de diez metros desde la salida del cajón hasta que lo recibe el primer recortador precisamente para que el animal se habitúe a la luz, haga un mini precalentamiento de lo que le espera fuera, y sobre todo para que sus pezuñas se sequen con la arena y agarren. Chapeau por ello. Les admiro una barbaridad. El problema viene cuando el propio ego de los mismos recortadores de la propia localidad no se aclaran entre ellos y por el protagonismo de ser los primeros en parar el toro, que a ver para que sirve esto, lo que hace es deslucir la salida y dejar una imagen mala y nada civilizada del espectáculo. ¿Qué suele ocurrir? Pues a veces el toro apenas ha salido del cajón se encuentra con el rodador delante y tropieza o se cae, otras veces el peligro es evidente para los dos o tres que quieren pararlo y se quitan el toro unos a otros poniendo en riesgo la integridad de su “compañero”.  Y la peor de las veces es cuando el animal que apenas ha sacado la cabeza del cajón, ya le han llamado pero en sentido lateral y con el ímpetu de su bravura se cae y se rompe el espinazo, un musculo, una pata y un tirón lo suficientemente fuerte para descordar al animal. También he visto esto muchas veces, esta vez sí demasiadas. Pues otra vez he visto algo similar. Y con ello el disgusto de la peña, vecinos y de los miles de aficionados que estaban allí para verlo en directo o por alguna televisión. ¿Y para qué? ¿A quién se le piden responsabilidades? ¿Alguien tiene responsabilidades de verdad? Bueno, las morales y la desaprobación de todos sí. Unas normas locales, similares a las que existen en muchos otros lugares, podría solucionar esto en parte. O mejor sería el sentido común, o tal vez marcar una línea a la salida del cajón, similar a la que marcan ahora los árbitros en los partidos de futbol. Pero lo principal sería una buena pitada de todo el recinto y no soltar el toro hasta que marquen una distancia de seguridad adecuada. Pero en fin. Espero no volver a presenciar este hecho más.

La Libertad de expresión coartada

Seguramente a ninguno de nosotros nos gusta hablar de estos temas , pero cuando se es reiterativo y condicionante, no hay mas remedio que decirlo que uno piensa, porque si no, al final seria una marioneta o un chufla como esta persona suele denominar , a los críticos taurinos que no llenamos su ego , con elogios y flores mediocres que con facilidad le alientan la sonrisa y aumentan su prepotencia. Son tres veces  ya las que me ocurre, este incidente y creo ya que es oportuno el incidir esta cuestión, para que ustedes los aficionados valoren , si necesitamos personajes en este nuestro mundo taurino ,que quieran coartar, vetar en resumidas cuentas la opinión del que esto escribe, me gustaría saber el porque y si tiene que decir algo que vaya a los medios de comunicación ,y que diga cual es el problema personal que tiene este señor en contra mía, que si lo razona y da argumentos suficientes yo me disculpare públicamente. Yo voy a argumentar cuales pienso, que son el problema principal del que fuera empresario, MANOLO CARRILLO de la plaza de toros de Monovar, que por aquel entonces yo conocí, en aquel principio yo ya realizaba programa televisivo, en la televisión local, donde hacia reportaje de las corridas de toros que se hacían en marzo, junio y septiembre, hasta que un día, error por mi parte, me fui a comer con este señor, su mano derecha y un fotógrafo de la población muy conocido. en el trascurso  de la comida ,el señor carrillo, entre risas me dijo que yo  tenia que escribir lo que el me dictase, que a mí me faltaba mucho que aprender y que debía hacerle caso. en ese momento estupefacto quede, me levante escuchando de los otros acompañantes que yo era de piñón fijo a los cuales les conteste, que MANOLO CARRILO  no tenía suficiente dinero, para pagarme a mi los artículos en beneficio suyo. Desde entonces la relación entre empresario y crítico taurino ya no fue la misma, como decía yo no soy persona de reírle las gracias a una persona que por condición empresarial taurina, quiera privar mi libertad a la hora de escribir un articulo, de dar una noticia en la radio, o mostrar imágenes  de un festejo desarrollado en la población donde este como empresario. Dio cuentas en Monovar al señor ORGILES que ostentaba la concejalía de medios de comunicación, para que me echaran a la calle y lo consiguió, tenía poder en ese momento, por su gran amistad con este concejal. La televisión monovera , o mejor dicho su concejal  consintió, que el empresario me echase literalmente de ese medio. No paso mucho tiempo y entre en una emisora de radio independiente RADIO CIUDAD, donde durante cuatro temporadas realice un programa taurino, que se llamaba a pie de arena y que tuve la gran suerte de contar con la colaboración de grandes profesionales, taurinos entre ellos la periodista MARIVI ROMERO, y colaboradores que desde su lugar de residencia informaban de las ferias más importantes de España, ALBERTO DE JESUS RODRIGUEZ , junto con JORGE CASALS desde Valencia EMILIO PEREZ  desde Zaragoza, FERNANDO JUAREZ desde Castellón, JOSE MARIA VIVAS desde Madrid , MERCEDES MARIN desde Granada, y JEAN CLAUDE LORANT desde Francia y la colaboración también de JAVIER SOLANO desde Pamplona , un sueño que verdaderamente disfrute y que gracias a estos profesionales taurinos , pude  lograr. Pues bueno de nuevo el señor MANOLO CARRILLO, se presentan en los estudios de esta emisora preguntando, por el director ENRIQUE TRIBALDO, y hacerle saber que no podía hacer el programa taurino quien esto escribe, porque si no, no íbamos a poder acceder a los festejos que ayi se dieran ya que yo según el ,era persona poco grata para los aficionados, de Monovar, cuando yo he sido vecino de esta población durante muchos años, El cual fue contestado por el director, diciéndole que en esta emisora no se tolera que se coaccione a sus locutores y que por favor, esa argumentación no era suficiente para que a mi me echasen a la calle. Esta vez fue la segunda. Años después dejaría de ostentar la plaza de toros de Monovar diciendo que en esta plaza, ya perdía dinero, cuando la realidad es otra ,y es que por su prepotencia, perdió credibilidad, por parte del aficionado que  conocieron la verdadera personalidad. Hoy día 7 de septiembre día grande de Villena se ha celebrado otro acontecimiento taurino, corrida de toros importante como en ortos años se ha hecho. Bueno pues después de lo que ha costado que este evento se llevase a cabo, porque su ayuntamiento desestimaba esa posibilidad, después del trabajo desempeñado por la peña cultural villenense, que gracias a su esfuerzo MANOLO CARRILLO da la corrida  el esfuerzo de la peña ojo, a la que debería dar las gracias. Es invitado por la televisión INTERCOMARCAL para hacerle una entrevista en plato, y donde la directora  le dice , que quien esto escribe como encargado de los asuntos taurinos , le iba a hacer la entrevista, negándose rotundamente  a que yo le hiciese la entrevista, y que el reportaje de la plaza si no lo hacía mejor. Al comentármelo la directora tome la determinación de no hacerlo, por el bien de la afición taurina villenense y su población en general, y no crear nada que pudiera oscurecer este gran día. Pero la paciencia tiene un límite y como tal a la tercera ya no se puede aguantar. Ósea señor carrillo el tiempo pone a cada uno en su lugar , y sin lugar a dudas a usted lo pondrá en el suyo no lo dude. Porque las promesas se cumplen y usted de momento lleva dos incumplidas en Villena, una a ver contado con la peña cultural taurina villenense, para los menesteres del evento, como en cada corrida han hecho. Y la segunda es prometer a un novillero villenense, que debuto en alicante esta temporada, como es RAUL BRAVO que en el primer acontecimiento que usted llevase a cabo en Villena, lo pondría en el cartel, de verdad señor Carrillo no prometa lo que luego no pueda hacer, porque rompe las ilusiones, de un futuro exponente que puede llevar con orgullo el nombre de Villena. Y con esta declaración que yo hago en el día de hoy […]

LA “FESTA DELS BOUS”, la realidad de una forma de vida

La Edad de Bronce sitúa a la Tauromaquia ortodoxa o popular como una forma de demostrar la valentía e incluso la madurez del hombre midiéndose con un Toro. Desde aquella inimaginable época hasta nuestros días, lógicamente la forma de entender la Fiesta del Toro en todas sus vertientes ha ido variando y evolucionando. Lógicamente,  hoy sería impensable practicar aquellas formas de toreo de Prehistóricos Romanos, Señores Feudales, Nobles, Reyes, etc…  El “Bou al Carrer” goza actualmente de una fortaleza y unos cimientos a prueba de bombas, no es ninguna casualidad que así sea ya que en la última década Administración y Aficionados han trabajado conjuntamente siguiendo a rajatabla unas directrices moldeadas a medida para la Fiesta Popular más Ancestral, Cultural, Festiva y Multitudinaria de los últimos tiempos. Para gusto del “buen aficionado” y disgusto del “animalista” olvidadas ya están aquellas tardes en las que, alguna caña intentaba avivar la arrancada del animal o esos “ferratges” que ocasionaban alguna pequeña marca en los cuernos al toro (al igual que evoluciona la vida evoluciona el Mundo del Toro), y que dejan sin argumento viable a estos últimos en su discurso habitual de maltrato y masoquismo hacia un animal que los propios Aficionados somos los que le rendimos mayor Culto y profesamos máxima admiración y respeto. Sin la Fiesta del Toro se habría perdido gran parte de la Historia de nuestra Península, se habrían perdido Dehesas y Espacios Naturales tan importantes para los seres vivos, se habría perdido el animal más bello, característico y representativo de España y poniéndome dentro del traje materialista se habría perdido la manera de subsistir de muchos habitantes de nuestro país que viven única y exclusivamente de “El Toro”, así como  la manera de entender una filosofía cultural-festiva que reactiva y da fuerzas a la gran cantidad de aficionados  que vivimos los peores momentos económicos y anímicos para cada día intentar sacar adelante a nuestras familias. No es nuevo los ataques de antis, animalistas y des-faenados que lanzan sus iras sin ningún respeto hacia una mayoría de Españoles que no entendemos las distintas etapas de nuestras vidas sin nuestro principal protagonista, “El Toro”. Curiosa e increíblemente todos estos colectivos son los primeros que se catalogan como “Demócratas”, “Comprensivos”, “Educados” y muy especialmente mal llamados “Amigos de las Libertades”. Habría mucho que rascar en el tema del maltrato animal, sufrimiento, etc. e incluso últimamente y debido a la evolución de la vida, sus argumentos también evolucionan. Ahora está de moda el estrés animal o el sufrimiento psicológico (el gran trabajo realizado por la Conselleria de Gobernación, Aficionados y Voluntarios ha hecho que hayan desaparecido de los recintos taurinos elementos que puedan ocasionar el más mínimo daño al animal). No creo que sufran mucho más estrés del que sufrimos las personas cuando llega el fin de mes y hay que pagar la hipoteca o cuando un moroso deja nuestra empresa en números rojos o cuando un familiar o amigo cercano tiene alguna enfermedad tan de moda últimamente y que deja tocados hasta límites insospechados a todo el entorno de dicha familia. Y el supuesto estrés del toro no se puede comparar con el de  las gallinas en los ponederos, los cerdos en los camiones camino del matadero, los canarios o pececitos en las jaulas y peceras y esos perritos aguantando tirones de sus amos para llevarlos de un sitio a otro. Pero la vida es así amigos y ya es hora de ir diferenciando entre Humanos y Animales. Y si entramos en el mundo de los Microorganismos que habitan en acelgas, espinacas, patatas,..… ¿Quién no ha levantado alguna vez la mano para matar esa mosca o abeja que en pleno verano nos ha fastidiado la sobremesa? Aunque últimamente los ataques vienen por otros derroteros; el de políticos mal informados de nuestra Fiesta, con ánimo de protagonismo y que solo saben del Mundo del Toro por oídas, políticos movidos por el afán de posicionarse en las alturas de formaciones históricas antis y que su afán de “mando” hace que arrasen con todo lo que tienen delante sin importarles la forma de vida de una gran cantidad de Valencianos, sin  darse cuenta del daño que ocasionan con sus palabras al ciudadano que les “paga” sus altas remuneraciones y al que deberían de respetar  igual que a los que discrepan con la gente del Mundo del Toro. ¿Porque todos somos españoles, no? O es por ahí donde viene el problema….. Curiosamente, la gente que enarbola la bandera del “no a todo” está cortada por el patrón de partidos de la extrema izquierda o nacionalistas,  grandes defensores de la Democracia, amigos de la libertad total, extremistas elevados a la máxima potencia y en algunos casos defensores del catalanismo puro y duro que repudia todo lo que huele a España y Comunidad Valenciana. Ciudadanos que no se dan cuenta que a “Los Taurinos” hay muchos detalles de  ellos que no nos gustan, que no compartimos, que no aprobamos; detalles como su forma de actuar e incluso de vestir, y gracias a esta “Forma de Vida” – la de “Els Boueros”-  en la que desde bien pequeños se nos inculca “respeto” y “educación” nunca protagonizamos ningún acto de desagravio o ataque contra ellos. Todo lo contrario, en muchos casos aguantamos insultos y barbaridades tales como “Que os maten a vosotros”, “Asesinos” etc. ¿Alguien ha visto a algún aficionado taurino comandando algún ataque contra vuestras ideas radicales, forma de vida u forma de pensar o actuar? A eso se llama “Respeto”, “Señorío” y “Educación”, valores que deberían de solicitar sus señorías Diputados o Regidores se impartieran en las Aulas de Colegios y Universidades y no debatir su inclusión en un curso escolar de la Cultura Taurina, tan arraigada en la Comunidad Valenciana o la asistencia de menores a las Plazas de Toros. No hay ninguna Ley Escrita ni   que apunte qué persona o colectivo está en posesión de lo cierto u acertado en este cansino tema del “Toros Si, Toros No”. Cada persona tiene un  concepto sobre el tema y por tanto no queda  más que respetar si quieres ser respetado,  escuchar si quieres ser escuchado y  dejar vivir si  quieres vivir a tu manera; eso es lo que queremos de una vez por toda la familia taurina de la Comunidad Valenciana. Nunca hemos realizado ninguna manifestación, ningún altercado, ninguna destrozo público, […]

Héroes anónimos

Durante las exhibiciones de toros del domingo en las fiestas de Sant Joan de la Vall d’Uixó, justo antes de la salida del toro de la peña ‘La Tauromaquía’ se produjo un incendio en la montaña contigua al recinto de fiestas, por causas desconocidas. Nada más detectarse un conocido rodador, unos aficionados y algunos miembros de la comisión se echaron al monte, dejando a un lado al toro y dedicarse a la extinción de las llamas que se propagaban a buen ritmo por lo seco de la vegetación. En el recinto la comisión sacó la cuerda para atar al toro pues el acceso más rápido y a la vez más cercano  a las llamas era por las calles del recorrido. No se tuvo que atar al toro pues a los pocos minutos el esfuerzo de estos voluntarios consiguió apagar el incendio, para cuando llegaron los bomberos tan solo tuvieron que refrescar el terreno.  Afortunadamente, el buen domingo taurino pudo terminar sin lamentar ninguna perdida de consideración, y todo por la labor desinteresada de unos héroes anónimos. En mi nombre y creo que en el de todos los vecinos. Gracias.   Fernando Martínez