La Mascletá valenciana

La Mascletá valenciana

marzo 4, 2020 0 Por Alberto De Jesús

Este mes que viene arderá la pólvora en Castellón y Valencia donde coinciden, como casi siempre, las dos primeras ferias importantes del panorama nacional. Estos dos grandes eventos despiertan pasiones entre las decenas de miles de aficionados de todas partes que llenarán ambas plazas para disfrutar de los impresionantes toros preparados y de los mejores de cada especialidad, ya sean recortadores, ganaderos y emboladores. Lastima que esta última actividad no la podamos ver ahora en el coso valenciano por falta de criterio político y, mirándome el ombligo, también por culpa de todos por no haberlo sabido defender como debiera haberse hecho, sobre todo de los que tenían que haber movilizado en masa al aficionado. Me viene a la mente las últimas manifestaciones de los agricultores y tractores de los últimos días.
Volviendo al tema, estos eventos apenas existían hace unos 20 años, donde sí se realizaban en dichas plazas, pero con otra dimensión, más bien para cubrir el expediente y poco más. Los nuevos formatos, la aparición de los toros serios, la semi-profesionalidad de los recortadores, su preparación, etc, han hecho de este espectáculo un acto de masas que llena las plazas como nunca había sucedido antes de esa fecha marcada.
Para este año, la empresa organizadora de ambas ferias es la misma, Toropasión, y ha apostado por la calidad antes que por la cantidad, con nuevos formatos de concursos y competiciones, más algunas novedades que podrían cambiar el futuro de algunos de los espectáculos tal y como los conocemos ahora mismo. La suerte está echada, el hombre propone, y después llega el toro y descompone.
También se esperan novedades en la Comunidad Valenciana en cuanto a legislación y reglamento taurino. No conocemos en profundidad hasta que punto puede variar debido al hermetismo con el cual se están llevando a cabo estas negociaciones, pero conociendo la presión que se estará haciendo por parte de los socios antitaurinos de gobierno valenciano, más el interés en que no cree demasiado ruido, hacen que se alargue de forma confusa.
Este tema ya colea hace años donde se han ido lanzando globos sonda y se ha ido atrasando cualquier modificación o planteamiento expuesto debido cada vez a diversas circunstancias, unas veces por las presiones de los aficionados, otras por los recursos y otras supongo que por la actualidad política que unas veces nos meten leyes incumplibles y otras las derogan. Lo que está claro, es que existe voluntad de modificar el que dicen es uno de los mejores reglamentos taurinos del panorama nacional, aunque tengo mis dudas, prueba de ello es que cada cierto tiempo se le añaden más y más modificaciones, pero no se coge al toro por los cuernos y se abordan las peticiones más solicitadas por el verdadero aficionado de la fiesta, como por ejemplo, la eterna reivindicación de que se autorice a los menores de 16 años que puedan participar con reses de menos de uno o dos años, tal y como se viene celebrando en otras comunidades españolas. Pero este tema no les interesa en absoluto ni a la administración, ni a sus socios, primos o cuñados. Y no les interesa simplemente porque unos les presionan a otros para que no exista una transmisión de la afición a las nuevas generaciones. Pero de eso ya nos encargamos el pueblo de hacerlo tal y como se ha hecho desde hace cientos o miles de años.

La frase: “El pueblo ya se encargará de que la política no destruya sus tradiciones”.